Latest Entries »

Una de las primeras cosas que se recomiendan en Feri es que vayas ajustando la práctica diaria y los ejercicios básicos a lo que mejor te viene. Que no mantengas nunca una misma práctica eternamente del mismo modo, porque eso se hace aburrido y acaba pasando factura. Casi todo el mundo va cambiando el orden o el tipo de cosas que realiza a diario precisamente para evitar ésto.  Eso sí, el Rito Kala y la Alienación de las Tres Almas (normalmente esto hace referencia a la Oración de la Flor y la Oración HA), son prácticas que es recomendable mantener siempre en un momento u otro del día, o un mínimo de tres o cuatro veces a la semana.

¿Qué prácticas realizo diariamente a estas alturas? Pues fácil, mi rutina actual es tal y como sigue:

-Oración a la Diosa Estelar

-Oración de la Flor

-Oración HA

-Ka-Ba-Za

-Rito Kala

-Trabajo con los Pentáculos de los Elementos, de Hierro y de Perla.

Ahora mismo estoy intentando desarrollar mi propio Pentáculo para sumar a los otros tres y así tener cuatro, uno relacionado con cada una de las partes que nos componen (el cuerpo y las Tres Almas). Espero tener esto listo dentro de poco.

Los trabajos en Feri se comienzan y se terminan siempre con la Oración a la Diosa Estelar, tal y como fue pasada a sus alumnos por el propio Victor Anderson. La oración es bastante sencilla y bonita, y se parece bastante a otras oraciones similares que se utilizan en otros grupos de brujería moderna.

“Madre Sagrada, en quién vivimos, nos movemos y tenemos nuestra existencia, de ti todas las cosas emergen y hacia ti todas las cosas regresan.

Abre nuestros corazones este bendito día. Toca nuestros cuerpos y nuestras mentes. Camina con nosotros a través de las puertas de poder, en la sombra y la luz de las estrellas, en el fuego que se encuentra con la tierra, en el viento sobre el océano y el dulce beso de la vida.

Bendito sea nuestro viaje.”

En Feri, al contrario que en la Wicca, la herramienta del Este y del Aire es la Varita, porque en nuestro caso representa a la rama floreciente que simboliza los nuevos comienzos; se dobla con la brisa, el viento sopla a través de ella, y el fuego puede consumirla. Incluso en lo más profundo del frío invierno, las ramas representan el potencial de la primavera que está por venir, y la Varita del brujo Feri es esa misma rama.
La Varita Feri tradicional tiene una punta de cristal y está relacionada con la que porta el Guardián del Este (y que simboliza el Conocimiento), aunque la tuya puede estar hecha simplemente con una ramita.
La Varita crea un límite mucho más suave a la hora de delimitar el Círculo del que crea la daga, así que quizá sea interesante probar la diferencia entre los límites que cierran ambas herramientas para cualquier practicante del Arte. Se puede experimentar para llegar a sentir las diferencias entre los trazados con ambas herramientas. El parecido de lo que hace la Varita puede establecerse con los cercados y las empalizadas realizadas en los entornos rurales para marcas los límites y mantener alejadas a las cosas más grandes y peligrosas, y para evitar que lo que nos interese mantener entre esas fronteras salga fuera.

Pon todo el poder del universo en las manos de una niña de seis años que representa al caos creativo y a la destrucción y entonces tendrás una imagen clara de quién es Nimuë, o la Kymari, o la Doncella del Sol, como es conocida esta diosa principal en el panteón propio de la Tradición Feri.

Nimuë es representada normalmente como una niña pequeña, de entre 4 y 8 años, con serpientes entre el cabello rojízo, el Corazón Negro de la Inocencia brillando en su pecho, y con una inherente y extraña energía sexual rodeándola. A pesar de que pueda parecer alegre y hermosa, poco peligrosa y llena de vitalidad, uno no puede terminar de fiarse de todo lo que la rodea, porque el caos y la destrucción la acompañan del mismo modo que lo hacen la creatividad y la alegría.

Nimuë también representa la aceptación de todas las cosas malas que hayan podido pasarnos en las primeras etapas de nuestra vida. Cuando aceptamos el daño que nos hayan podido haber hecho, los fallos que hayamos podido cometer aunque no fuésemos conscientes porque al fin y al cabo todos hemos sido niños y en esa época no se piensa en esas cosas, en ese momento habremos aceptado las lecciones de Nimuë y podremos seguir en nuestra exploración del Panteón Feri y de nosotros mismos.

El Fetch es nuestro niño interior, y como tal está unido a Nimuë y todo lo que representa: el lado salvaje de nuestras personalidades, el dejarse llevar por ese aspecto más animalesco de nosotros mismos, vivir libre y aceptando todo lo que te rodea sin preocuparte por mucho más.

El tema de la Divinidad en la Tradición Feri es un poco más compleja que en otras Tradiciones de Brujería Moderna. Se trata de una concepción simple, dualista y triple a la vez, alegando también que nosotros mismos, igual que los dioses, somos reflejos de la Diosa Estelar y por lo tanto tan divinos como Ella Mismo.

¿Qué quiere decir todo ésto? Pues no tenemos más que echar un vistazo al diagrama de los Dioses del Infinito para poder hacernos una pequeña idea visual de todo ésto. La concepción simple de la divinidad está basada precisamente en esa idea de que todo proviene de la Diosa Estelar y todo regresa a Ella Mismo. Los Dioses emanan de la Diosa Estelar y regresan también de la forma en que los humanos lo hacemos, con lo que todo está basado en Él Misma y de esa forma todo es a su vez divino.

Luego está el concepto dual, del que son representantes los Gemelos Divinos. Contrariamente a lo que muchos piensan, no son una simple pareja de dioses gemelos como pudiesen ser Cástor y Pólux, Freya y Frey o Isis y Nephthys. Todos los dioses Feri son parte de esos Gemelos Divinos de un modo intrincado y sencillo a la vez. Los dioses como tales (Nimuë, Dian-y-Glass, Mari, Krom, La Ana y El Arddhu) están emparejados entre sí como gemelos, aunque no del modo obvio, sino más bien como opuestos: así Nimuë es gemela de El Arddhu, Dian-y-Glass es gemelo de La Anna, y Mari es gemela de Krom. A su vez, cada uno de los Dioses del Infinito, forma parte de una pareja de gemelos que podría resumirse en algo así como una versión luminosa y una versión oscura de sí mismos -aunque no es algo tan simple como eso ni mucho menos, como veremos al hablar de la Mari Verde y la Mari Roja, por ejemplo.

Por último, la visión triple de la Divinidad se nos presenta en esas visiones de los Dioses y las Diosas en sus formas de Joven, Adult@ y Ancian@, que es una visión más común y recurrente en otras ramas de Brujería o Paganismo.

En el tercer mes se añade el trabajo con el Pentáculo de Perla, que se añade al trabajo con el de Hierro. Antes se suele realizar un rito preparatorio de respiración, en el que se respira profundamente, mientras se medita, y después se puede realizar un rito dedicatorio en el que la energía utilizada se envía y se dedica a lo que se prefiera.

El trabajo con estos Pentáculos se basa en que el de Hierro nos ayuda a desarrollar cosas para nosotros mismos, que nos ayudarán a crecer personalmente; y el de Perla nos sirve para desarrollar cosas que nos ayudan a comunicarnos y desenvolvernos mejor con los demás y nuestro entorno.

Durante el trabajo, como en el anterior, se abren las piernas y los brazos hasta formar una estrella, y se concentra la energía y la intención sobre una parte del cuerpo sintiendo esa energía y la característica relacionada.

En el nombre de aquellas cosas que me preocupan:

En el nombre del Sexo (cabeza).

En el nombre del Orgullo (pie izquierdo).

En el nombre de Uno Mismo (mano izquierda).

En el nombre del Poder (mano derecha).

En el nombre de la Pasión (pie izquierdo).

En el nombre de aquellas cosas a las que aspiro:

En el nombre del Amor (cabeza).

En el nombre de la Ley (pie derecho).

En el nombre del Conocimiento (mano izquierda).

En el nombre de la Libertad (mano derecha).

En el nombre de la Sabiduría (pie izquierdo).

En el nombre de estas cosas:

Sexo, Amor (cabeza).

Uno Mismo, Conocimiento (hombro izquierdo).

Pasión, Sabiduría (pie izquierdo).

Orgullo, Ley (pie derecho).

Poder, Libertad (hombro derecho).

Yo las reclamo (genitales).

Yo las poseo (ombligo).

Yo me transformo en ellas (plexo solar).

Yo las afirmo (corazón).

Yo las acepto dando gracias (garganta).

Ellas me protegen (tercer ojo).

Ellas son mías (corona).

Como todo en Feri, esta es la versión de Valerie Walker de estos ejercicios, lo que no quiere decir que todos los demás Feri lo hagan del mismo modo. Valerie es de la opinión de que la energía que se genera con estos trabajos energéticos, debe ser devuelta a los Dioses y a la Tierra con todas las mejores intenciones, mientras que otras ramas de Feri simplemente acumulan esta energía en el interior.

En el tercer mes de práctica se añade el Pentáculo de Perla, y si se desea, el Decagrama de Cobre. Tenemos el trabajo para incorporar el Pentáculo de Perla al de Hierro, pero no nos han dado nada para el Decagrama de Cobre; en vez de eso, Valerie nos sugiere que hagamos nosotros mismos nuestros propios ejercicios con lo que ya sabemos sobre los de Hierro y Perla.

Tenemos también que realizar los mismos ejercicios que con el Pentáculo de Hierro, pero aplicados al de Perla, buscar aquéllo que vemos como Insuficiencias o Excesos de las distintas características de Perla.

También se incorpora un rito preparatorio de respiración antes del trabajo con los Pentáculos, y después de él, una dedicación del trabajo energético realizado.

La pauta de práctica diaria quedaría así: Rito Kala, Oración de la Flor, una repetición de seis veces del Ka-Ba-Za, la Oración Ha, el Rito Preparatorio de Respiración, el trabajo con los Pentáculos, el Decagrama de Cobre (si se realiza) y finalmente la Dedicación de los trabajos.

En Feri es muy importante mantener una práctica diaria (en realidad, yo creo que lo es en toda tradición mágica o brujeril, la verdad), y aunque coloqué el primer mes los ejercicios que teníamos que hacer, debido a mi temporada de recogimiento no lo fui haciendo, así que lo haré ahora aunque ya haya hecho una entrada sobre la práctica diaria que estoy realizando ahora.

De todas formas, cada uno es libre de ajustar los ejercicios en el orden y la forma que mejor le vaya, poniendo o quitando cosas según vaya viendo que le funcionan o no. Yo ahora tengo que terminar con los ejercicios del Pentáculo de Hierro antes de pasar a añadir el Pentagrama de Perla a mi práctica.

En el segundo mes de práctica se comienza a añadir el Pentáculo de Hierro a los ejercicios que se indican para el primer mes. Hay varios ejercicios diferentes para utilizar con el Pentáculo de Hierro, y cada uno puede elegir el que mejor le venga, siempre que haya probado por lo menos un par de veces cada uno de los ejercicios durante una o dos semanas. La práctica quedaría más o menos así: Rito Kala, Oración de la Flor, Ka-Ba-Za tres veces, Oración Ha, Trabajo con el Pentáculo de Hierro. (Yo he eliminado el Ka-Ba-Za de mi práctica, ya que vale para lo mismo que la Oración Ha: alinear las tres almas, y lo veo un poco repetitivo, de todas formas, si a alguien le interesa, lo puedo poner en una entrada).

Además, se hace meditación sobre cada punta del Pentáculo para comprobar los bloqueos que se tengan de cada una, tanto los excesos como las faltas de esas características en ti mismo. Para ésto tenemos un Workbook, pero vamos, que no es necesario, simplemente con apuntar en tu Diario Mágico (o como lo prefieras llamar) lo que notas que te sobra o te falta en relación a cada punta es más que suficiente.

La versión de la Oración HA que he comentado anteriormente en el blog, es el que se utiliza en este momento en el curso que estoy siguiendo con Veedub (Valerie Walker), pero en su libro “The DustBunnies Handbook” comenta también la versión que utilizaba Cora Anderson y que enseñaba habitualmente a la gente. La copio a continuación, por si alguien prefiere utilizarla en vez de la otra forma.

Dirigiendo la atención al Yo Divino, decir:

Yo afirmo aquí y ahora

Que somos tres almas en un solo cuerpo

Y que tú eres la más alta, mejor y más perfecta parte de mí.

Dame cada día aquéllo que necesito:

Aléjame del mal, es la cosa por la que verdaderamente rezo,

Y llévame a lo bueno, incluso aunque por ignorancia yo no sepa lo suficiente como para pedirlo.

Cantar: ¡LA TOTALIDAD DE LAS TRES ALMAS ESTÁN ALINEADAS EN MÍ!

Respirar desde el centro de la pelvis, la caja torácica, y el cráneo por turnos, inspirando el maná de la Tierra bajo nuestros pies y expirando con un HA. Luego inspira desde tu cuerpo entero, y expira HA, enviando la energía como una ofrenda a los Dioses sobre ti.

Este trabajo es el que hacemos en mi grupo de estudio Feri, sobre todo en el caso de gente que tiene que hacerlo en solitario:

Estando de pie, o tumbado en el suelo, con brazos en cruz y piernas separadas, se canta cada frase sintiendo la energía de esa punta y concepto en cada área del cuerpo asignada a cada punta del Pentagrama:

En el nombre de aquellas cosas que me preocupan:

En el nombre del Sexo (cabeza)

En el nombre del Orgullo (pie derecho)

En el nombre de Uno Mismo (mano izquierda)

En el nombre del Poder (mano derecha)

En el nombre de la Pasión (pie izquierdo)

En el nombre de esas cosas que me preocupan:

Las reclamo

Las poseo

Ellas me protegen

Ellas son mías